Acerca de EFD InductionEmpleosSitemapPrint page • Choose language:

Diccionario de la inducción

 

Acero inoxidable es una denominación común para las aleaciones de acero resistentes a la corrosión y la oxidación (óxido). Éstas incluyen normalmente: 

 

Acero austenítico – la mayor categoría de aceros inoxidables que cubre aproximadamente el 70% de toda la producción. La clase austenítica ofrece la mayor resistencia a la corrosión en el grupo inoxidable, debido a un sustancial contenido de níquel (Ni) y a más altos niveles de cromo (Cr). Este acero es antimagnético y carece de punto Curie. 

 

Acero ferrítico – la segunda mayor categoría de acero inoxidable, que constituye aproximadamente el 25% de la producción de acero inoxidable. Los aceros inoxidables ferríticos son aceros al cromo (Cr) simples sin contenido importante de níquel (Ni). La ausencia de níquel da como resultado una resistencia mas baja a la corrosión que los austeníticos (aceros inoxidables al cromoníquel). Este acero es magnético y tiene punto Curie. 

 

Acero martensítico – una pequeña categoría de aceros inoxidables caracterizada por el uso de tratamiento térmico para endurecimiento y refuerzo. Los aceros inoxidables martensíticos son aceros al cromo (Cr) simples sin un contenido importante de níquel (Ni). Este acero es magnético y tiene punto Curie.   

 

Una bobina de inducción transporta la corriente de alta o mediana frecuencia y tiene por objeto inducir corrientes parásitas para calentar los objetos situados en el interior de la bobina. La corriente inducida genera también su propio campo magnético, en oposición al campo generado por la bobina, impidiendo con ello que este último campo penetre hasta el centro del objeto calentado.

 

El braseado o “soldadura dura” es un proceso de unión mediante el cual un metal (o una aleación) de aportación no ferroso se calienta a una temperatura de fusión por encima de 450°C (800°F) y es distribuido entre dos o más piezas que encajan estrechamente por acción capilar.    

 

El calentamiento por inducción es un proceso para calentar material eléctricamente conductivo mediante inducción electromagnética, con lo cual se generan corrientes parásitas dentro del material y su resistencia da lugar al calentamiento. 

 

El convertidor de frecuencia es la fuente de energía que alimenta la corriente alterna de alta frecuencia. Los convertidores de frecuencia modernos para la inducción se basan en la tecnología de semiconductores. 

 

La corriente parásita (también denominada corriente de Foucault) es causada cuando un campo magnético de variación temporal intersecciona un conductor, o viceversa.

 

El encolado consiste en unir piezas estructuralmente mediante un adhesivo secado a alta temperatura.

 

El endurecimiento superficial por inducción es el proceso de endurecimiento de la superficie de objetos de acero o de hierro de fundición, calentando solamente la superficie para producir una microestructura martensítica en la zona calentada después del enfriamiento rápido.  

 

El enfriamiento rápido se aplica generalmente a los metales y aleaciones por debajo del intervalo de temperatura crítica para endurecerlos. 

 

Flujo magnético es la integral del campo magnético multiplicada por el área perpendicular que penetra. 

 

El fundente se usa en el braseado para eliminar los óxidos, impedir la oxidación y humedecer las zonas de unión. El exceso de fundente debe quitarse una vez completada la unión, puesto que los residuos de fundente en la unión pueden causar corrosión. 

 

La inducción electromagnética es la producción de una diferencia de potencial eléctrico, o voltaje, transversalmente a un conductor situado en un flujo magnético cambiante. 

 

Normalizar significa calentar una aleación ferrosa a una temperatura adecuada por encima del intervalo de transformación y enfriarla a continuación en el aire a una temperatura considerablemente por debajo del intervalo de transformación. El acero se normaliza para refinar el tamaño del grano, hacer su estructura más uniforme o mejorar su maquinabilidad. 

 

El poscalentamiento de estructuras soldadas ocurre inmediatamente después de la soldadura, para fines de temple o de alivio de esfuerzos, o para proporcionar una velocidad de enfriamiento controlada e impedir la formación de una estructura dura o frágil. 

 

El precalentamiento ocurre antes de aplicar al material un proceso de calentamiento o mecánico.

 

La profundidad de penetración es la distancia desde la superficie hasta la profundidad a la cual la densidad de la corriente ha bajado al 37%. La profundidad de penetración aumenta a medida que disminuye la frecuencia. Es esencial elegir la frecuencia según las dimensiones y las propiedades eléctricas del objeto que se va a calentar.

 

El punto Curie (también denominado temperatura Curie) es la temperatura a la cual ciertos materiales magnéticos experimentan un cambio brusco de sus propiedades magnéticas. Especificación: la temperatura a la cual tiene lugar una transición entre las fases ferromagnética y paramagnética. Por encima del punto Curie, el material ferromagnético es puramente paramagnético.

 

El recocido es un tratamiento térmico que modifica la microestructura de un material, dando lugar a cambios en sus características, tales como resistencia y dureza. Es un proceso que produce condiciones de equilibrio al calentar un material y mantenerlo a una temperatura adecuada, enfriándolo luego muy lentamente. El proceso se usa para inducir blandura, aliviar esfuerzos internos, refinar la estructura y mejorar las condiciones de trabajo en frío. 

 

La soldadura blanda es un proceso de soldadura a baja temperatura, usando una suelda con un punto de fusión por debajo de 450°C (800°F).  

 

La soldadura de tubos, en este contexto, es un método de soldadura longitudinal de tubos y perfiles de acero y de aluminio, usando bobinas de inducción o contactos eléctricos. La materia prima se enrolla y se corta en tiras de la anchura y el espesor que corresponden al producto final. La tira es alimentada a una línea de formación y soldadura, y se le da forma por medio de rodillos antes de soldar los cantos uno con otro. El proceso de soldadura se realiza sin metal ni aleación de aportación, ya que los cantos son calentados a la temperatura de forja y presionados juntos. 

 

El temple es un proceso de recalentamiento que aumenta la ductilidad y la resistencia a los impactos de una estructura endurecida (martensita). La microestructura de acero enfriado rápidamente y templado se denomina martensita templada.